Un amanecer de otoño, por @MISTTER_PLK

Un amanecer de otoño, por @MISTTER_PLK

Un amanecer de otoño, preámbulo del frio invierno, es fiel confidente de lo que allí sucedió.

Sólo cuando dos personas se buscan, se acaban encontrando.

Rompiendo su pacto, se amaron, se besaron y se negaron una vez más, lo que cada vez es más evidente.

Cuando se comparan dos presentes, es imposible sostener un pasado, que al igual que las luces quitas del cielo, acaban desapareciendo con los primeros rayos de un amanecer de otoño. Y al negar un presente, reaparecen dos pasados que suman un futuro inexacto, con decimales a modo de melancolía.

Pero se negaron por segunda vez a sabiendas que alguien una vez negó tres veces, condenando a la muerte una realidad que dos mil años después se sigue recordando.

Frívola comparación, al igual que frívola decisión, en aquel amanecer de otoño.

Condenados a la inercia de la vida, seguirán adelante en su decisión, donde con el tiempo: esas conversaciones, esos momentos, esos conciertos, se transmitirán con miradas de añoranza, donde se dirán tanto, y duraran tan poco, como aquellas seis cortas horas de aquel amanecer de otoño donde dos enamorados, se atrevieron a cantar un blues.

PLK