Sobre el Deseo, por Mª Carmen Bastos

Sobre el Deseo, por Mª Carmen Bastos

Se ha hablado tanto acerca del arte de desear, que lo que aquí se exponga no será sino un mero matiz de lo que ya existe.

Cuando viajamos a nuestro interior y esa travesía se convierte en un viaje de exploración de uno mismo y de lo que deseamos, tomamos consciencia de que es una ancestral necesidad humana, y que durante la historia se han hallado múltiples manifestaciones; éstas van desde la magia primitiva hasta la actual creencia, últimamente tan en boga, en “la Ley de la Atracción”.

Esta “ley de atracción” es proclamada como la más poderosa de todas las Leyes Universales. Y se puede resumir como la responsable de todo lo que te sucede en la vida.

Ella nos dice que nada ocurre sin que nosotros lo hayamos atraído a nuestra vida.

No sé si es cierta o no esta ley, lo que sí puedo decir es que te hace reflexionar y te genera otras muchas preguntas.

Me ha hecho recordar un libro fantástico de Laura Esquivel, Tan Veloz como el Deseo; y me lleva a disertaciones como las siguientes.

¿Cuánto tiempo le toma al deseo enviar la señal correcta y cuánto pasa antes de que llegue la respuesta esperada?

Si nos referimos al deseo puramente sexual, a la máxima expresión del DESEO, con mayúsculas, son muchas las variables que te provocan y muchos los efectos producidos; pero lo que es innegable es que todo el proceso empieza con una mirada.

Ella es la encargada de abrir el camino, una vereda sugestiva que a continuación, los protagonistas, o las partes implicadas, caminarán una vez tras otra.

Se dice que ciego es aquel que no ve lo que expresa una mirada.

Aunque también hay que decir que somos muchos los ciegos, o al menos en determinadas situaciones y momentos de nuestra vida.

Aquella persona que posee el don y la capacidad de conocer los sentimientos de otras personas, sin necesidad de que sean expresados con palabras por ellas mismas; suelen ser incomprendidos pero afortunados.

Afortunados porque ven lo que la inmensa mayoría no vemos, las pasiones, las esperanzas e ilusiones, los DESEOS que la gente guardamos como secretos.

 

Mari Carmen.