El sargento de Casariche en prisión sin fianza, tras provocar un accidente con tres muertos en Torremolinos

El sargento de Casariche en prisión sin fianza, tras provocar un accidente con tres muertos en Torremolinos

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Torremolinos (Málaga) decretó ayer jueves el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el sargento de la Guardia Civil de Casariche que supuestamente provocó el accidente de tráfico, ocurrido ayer en Torremolinos, en el que murieron tres personas de una misma familia y varias resultaron heridas. Paralelamente a la instrucción penal, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha anunciado que la Guardia Civil suspende de empleo y sueldo al agente y establece su cese “inmediato” de destino.

El sargento, que tiene su puesto actualmente en Casariche, tras el accidente mortal dio positivo en las pruebas de alcohol y drogas.

El hombre, con un historial laboral conflictivo, está investigado por tres delitos de homicidio imprudente, dos contra la seguridad vial y siete de lesiones, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El suceso tuvo lugar sobre las 16.15 del miércoles en la A7, en el término de Torremolinos, en el punto donde esta autovía converge con la segunda circunvalación de la capital malagueña. El choque se produjo en los carriles de la carretera que fluyen en dirección Cádiz, hacia el oeste. Supuestamente, el vehículo del guardia civil, que en ese momento estaba de descanso, se empotró lateralmente contra otro coche, que, a su vez, se habría desplazado e impactado con gran violencia contra un tercer automóvil, que dio varias vueltas de campana.

Una mujer murió en el acto y otras cinco personas resultaron heridas de diversa consideración, dos de ellas muy graves. Un varón de 26 años permaneció en estado crítico durante algunas horas a causa de un traumatismo craneoencefálico muy severo y falleció en la madrugada del miércoles al jueves en el Hospital Regional de Málaga, explican fuentes sanitarias. La tercera víctima mortal es una mujer de unos 30 años, también muerta la misma madrugada tras ingresar en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del mismo centro. Según las fuentes consultadas, todos son miembros de una misma familia.

En el Hospital Regional de Málaga se encuentra ingresada una joven de 18 años que evoluciona favorablemente y está estable dentro de la gravedad. En el Hospital Clínico permanecen otras dos mujeres, madre e hija, que sufrieron varias fracturas en la colisión.

 

Fuente: El País