Magnifica poesía de Mª Carmen Bastos: Si pudiera…

Magnifica poesía de Mª Carmen Bastos: Si pudiera…

Si pudiera tenerte un poquito… si pudiera acercarte a mi cuerpo.

Un simple roce, una caricia, un olor con nombre propio.

Porque cada noche duermes conmigo, no consigo sacarte de mi mente;

tu recuerdo busca un refugio, que mi alma presta en silencio.

Acogiendo junto a mi pecho aquellos momentos vividos, inolvidables y tan nuestros.

Ansío volver a sentir tus manos recorriendo, poco a poco, mi cuerpo.

Cuerpo febril que enloquece, con un simple roce de tu cuerpo.

Ese olor que me transporta, y como un soplo de vida, un soplo de alegría entra por las ventanas de mis poros.

Si pudiera tenerte un poquito…

Como una ventana al mar, esperando impregnarse con el rugir de las olas y el latido de otro cuerpo.

Qué fuerte e intenso es este pensamiento, que incluso puedo sentir en mi cuello el calor de tus besos.

Besos que resbalan suaves como el viento, bajando desde el cuello hasta morir en mi pecho.

¡¡Ay, Dios!!, lo que daría por un nuevo soplo de vida, por llenar de ilusión mis ojos, por abrirlos junto a ti, a un nuevo día.

Y esos tórridos cuerpos ansiosos, esperando un nuevo envite de la vida.

Disimulando el uno al otro, los efectos que les producen esa pagana compañía.

Pero cómo olvidar, cómo poder olvidarte, si estás presente cada día.

Si no puedo olvidar tus caderas, como furtivas cazadoras de las mías.

Si pudiera tenerte un poquito… si pudiera acercarte a mi cuerpo…

                                                                                                                      Mari Carmen