La expresión más sublime del amor, por Mari Carmen Bastos

La expresión más sublime del amor, por Mari Carmen Bastos

Un beso no es sólo eso,

es expresar en toda su plenitud tus emociones,

fundirte con la Divinidad en un roce celestial,

es entregarte totalmente,

descubrir tu alma y tu cuerpo a la otra persona.

 

El beso es la expresión más sublime del amor,

es una caricia cálida, tierna, dulce,

en la cual se aferran tus deseos, tus fantasías.

 

Es hacer vibrar las fibras más íntimas de nuestro ser

y entregar sin medida todo nuestro yo

en un acto espontáneo y súbito,

que no deja de ser la prueba irrefutable de nuestro amor.

 

El beso va más allá de lo puramente físico,

es más que un simple toque de labios,

más que un intercambio de fluidos,

es la unión del alma y el corazón,

es la materialización de nuestros deseos más íntimos

que confluyen en el mismo tiempo y en el mismo espacio

con otra persona con las mismas ansias que tú.

 

Cuando des un beso, entrégate,

transmite todo tu ser, pon todos tus sentidos,

besa no sólo con tus labios, sino con el alma

y piensa que un beso, no es sólo un beso …

Mari Carmen.