El origen de Casariche y su Topónimo, por D. José Herrera

El origen de Casariche y su Topónimo, por D. José Herrera

Ahora que comenzamos el nuevo curso escolar, nuestro querido Profesor D. José Herrera Rodas nos ilustra aclarando  las teorías sobre el origen de nuestro pueblo y la procedencia de su nombre, a modo de primera referencia sobre nuestras raíces y sirviendo estas como pilares básicos que todo Casaricheñ@ no debe perder a pesar que este año escolar sea muy provechoso en cuanto a conocimientos a adquirir.

El profesor nos cuenta que …

“Se ha pretendido relacionar el origen de Casariche con  la ciudad de  Ventippo. Pienso que con un claro predominio de la buena voluntad sobre la justificación histórica. Y no hay nada que permita establecer esa relación. Ventippo es una pequeña “ciudad” romana de origen ibérico situada  a orillas del Río Yeguas que está en el término municipal de Casariche, y Casariche un pequeño núcleo de población agrícola (4 ó 6 casas, unos 20 ó 25 habitantes) que surgió a orillas del mismo río,  pero unos tres kilómetros más al Sur.

Ventippo se fundó sobre un primitivo asentamiento ibérico bastante antes de que se iniciara nuestra era. Casariche nació más de mil años después, cuando el Yeguas era frontera  cristiano-nazarí, tras la conquista de estos pagos, sobre 1240, por el Rey Fernando III.

La primera referencia escrita de Casariche data de principios de la segunda mitad del siglo XIV, hacia 1 360, y aparece en una “ carta que hay en los escritos árabes de El  Escorial,  publicada en el tomo IV de la Revistadel Centro de Estudios Históricos  de Granada y su Reino  en 1914” que el malogrado Juan Antonio Romero Sánchez dio a conocer el 18 de agosto de 2007 en las Jornadas de Historia, que con gran éxito se vienen desarrollando en nuestro pueblo desde 2004. En esta carta se dice que aquí, en Medina Cashira, (Casariche) se juntaron los ejércitos del Rey Castellano Pedro I y el de Mohamed V de Granada antes de dirigirse a la conquista de Córdoba. Esto lo ha confirmado el eximio arabista Prof. D Rafael Valencia en conversación particular advirtiendo que por algún error se escribe Cashira donde se debió escribir Cashari. Un cambio de vocales, una dislexia, dice.

En Casariche hubo salpicaduras dela Batalla del Salado, 1340, (Batalla del Río Yeguas ) pero no se nombra nuestro pueblo como tampoco en la del Madroño, 1462, (con  moros ahogados en el río). Sí se nombra, y con todas sus letras,  en el Informe de Caraveo que Carlos I mandó pedir en 1555 para hallar el valor dela Encomienda de Santiago de Estepa antes de vendérsela a D. Adam Centurión. En esta fecha nuestro pueblo tenía 10 vecinos ( unos 50 habitantes). Casariche siguió dependiendo de Estepa (Vicaría Vere Nullius en lo religioso y Marquesado en lo civil.). Sobre 1823, emancipada del marquesado, se constituyó en villa. De esto ya hablaremos…

En cuanto al topónimo, parece claro que el nombre proviene de CASHIRA, o sea, CASHARI,  como hemos visto,  si bien se ha dado por cierto y creo que no se debe desdeñar la posibilidad de  que pudiera provenir de CASAR ICTIS, (vid GLOSARIO DE VOCES IBÉRICAS Y LATINAS USADAS ENTRE LOS MOZÁRABES, pág. 114, de Francisco Javier y Simonet, tomo I).

  • Casar  es un grupo de casas.
  • Ictis significa comadreja.
  • Casar ictis sería caseríos  con comadrejas, terreno de comadrejas.
  • El grupo CT del latín se convirtió en CH ( pectus= pecho, factum= hecho, lacte= leche).
  • La i se transformó en E.

Se han propuesto otros orígenes ( Casas de Heliche, casas de leche, del Señorío de Escriche –Estepa López-, etc), pero sin consistencia científica ninguna de ellas.

De propio intento he dejado de reseñar, para hacerlo ahora, una ocurrencia que tuvo un profesor de Filosofía y Letras, hijo de D. Domingo Caballero, el Maestro que tanta buena huella dejó en Casariche. Dijo, irónicamente, CASARICHE= CAESAR HIC EST, César está aquí. Y yo he sugerido al Ayuntamiento que bien podría ponerse a la entrada del pueblo, de forma elegante y llamativa, esta frase latina CAESAR. HIC. EST. Sería una llamada de atención al visitante que le serviría de reclamo para que se interese por nuestra Historia. No decimos que de ahí vino el nombre despueblo, sino que César estuvo aquí. Porque en los tiempos que estamos no es cierto que  “el buen paño en el arca se vende”. Ahora hay que sacarlo para que se vea. ¡Y es tan buen paño nuestra Historia particular…!”

 

José Herrera Rodas

Casariche, Sepbre. de 2012