Cena Promoción 1980. Aquellos maravillosos años… (parte I)

Cena Promoción 1980. Aquellos maravillosos años… (parte I)

“Yo soy de la generación de los ´80”, decimos con orgullo tod@s l@s que nacimos entonces;  y tuvimos una infancia y adolescencia  felices que grosso modo, intentaremos resumir a continuación.

Hasta los tres años aguardábamos a cumplir un año mas para poder ir al colegio, custodiados en casa por nuestra madre normalmente, o en la guardería de la cooperativa de la costura, que gozaba de momentos álgidos dando mucho empleo femenino en nuestro pueblo.

Ya en el colegio “la escuela” como vulgarmente le llamamos comenzábamos en “Parvulitos” dónde íbamos al colegio algunos con más o menos sueño que otros. Recordamos cuando llegaba el recreo y se acercaba Manolo, el conserje, con un carro verde, a vender chucherías en el colegio, quedándose en la reja y despachando como cualquier kiosko. Con suerte, nos apoderábamos de un paquete de gusanitos que luego compartíamos con l@s compañer@s.

Ya en la EGB durante el recreo y en la calle, nos peleábamos, corríamos, saltábamos, jugábamos al trompo, al burro, al escondite, al bote, al elástico, a las chafletas (tiri y cuarta), a los cromos, a “la llevas”, al futbol, al pilla pilla, etc; ¡Que buenos recuerdos!. Era ilógico pensar en jugar y no asociarlo a nuestros amig@s.

Íbamos a clase cargados de libros y cuadernos el diccionario SOPENA, todos metidos en una mochila que rara vez tenía refuerzo para los hombros y espalda. Y que solíamos desechar cuando pasábamos de nivel; es decir, como mínimo nos acompañaba dos o tres años. En las clases, aprendimos mucho con los magníficos profesores que tuvimos y que nos impartían todas las materias; hasta llegar a 6º curso, dónde teníamos un profesor por asignatura, y comenzábamos a aprender inglés.

Hoy recordamos con mucho cariño las enseñanzas de Ángela Bellido, Arroyo, José Herrera, Rafael Rodríguez, Manuel Giráldez, Don Gabriel, D. Antonio Amador, Magdalena, Pepe Fuentes, Señorita Paqui, Manuel Boza, etc… y también de esos estupend@s compañer@s con l@s que hemos compartido pupitre a lo largo de nuestros cursos en EGB, y que por motivos de la vida misma hemos perdido un poco el contacto.

En los recreos, ya con esa edad, hacíamos básicamente dos cosas, los niños jugábamos al fútbol o junto a las niñas, al pilla pilla ó paseábamos entorno al patio del colegio.

Recuerdo los partidos de fútbol, en los recreos y en las horas de educación física, donde no se jugaba 5 contra 5, sino 20 contra 20. Qué generación de futbolistas!! Birlores, el Moso, Paquillo el verde, Babeu, Juanmi Adame, Miguel el Donato (Rinar), el amigo Polinario hoy en Sevilla, Platanito, Lagarto, Juanito el de la administración, Josefran y un gran etcétera.

A veces, por las tardes, cogíamos nuestras motoretas y bh´s, que nos arreglaban nuestros padres, abuelos, el Penco o el Tabarro y recorríamos casi todo el pueblo de punta a punta o nos apuntábamos al poli con Pepe, e íbamos a competir en futbol o atletismo a localidades cercanas en la “Fogoneta”. Las chicas, también hacíamos atletismo, pero por aquel entonces, se puso de moda el voleibol. Recuerdo como pasábamos la tarde en el poli, o en la calle San Antonio, donde también echábamos nuestros partidos. Recuerdo con especial cariño el talento de las atletas Mª Loli Gil y Esther Parrado

No se puede olvidar cuando en las tómbolas de feria sorteaban las minicadenas con doble pletina, radio y giradiscos para discos de vinilo. En una de ellas algunos amigos grabábamos cintas con canciones de los 40 (que escuchábamos en nuestros walkman que se regalaban normalmente en la comunión), o hacíamos pequeñas grabaciones domésticas con imitaciones y programas de risa. ¿Os acuerdais Pepe Giráldez y Francisco Andrés Polinario de “Cachondeo´93”?

 

Hablando de comuniones, los de mi generación hacíamos la comunión con Don Pedro en tres turnos, el 27 de mayo, el 3 o 10 de Junio del 1990, y en dicho acto se adornaba la iglesia con unos bancos situados en los extremos del pasillo y cubiertos con sábanas blancas, dónde en un lado se situaban los niños y en otro las niñas.

En materia de tecnología me encantaba ir a la tienda de Manolo Carrión con los amigos Edu y Javier y mirar las películas del videoclub que tenía con secciones para beta y para vhs. El video comunitario emitía muchas películas de video, recuerdo una, que la hemos visto muchísimas veces “El luchador Manco” de Kárate, que a pesar de ser una película de acción no ha herido nuestra sensibilidad.

Antes de finalizar la EGB y como colofón a esta etapa estudiantil hicimos un viaje en autobús como fin de curso a Galicia pasando por Madrid, Salamanca y Segovia. En uno de los autobuses estaban “los chic@s del coro”, e incluso hubo alguna compañera que comenzó el viaje en un autobús y acabó en el otro. ¿tu tambien  te acuerdas Fuen?

Tras el viaje se produce la primera fractura de nuestra generación, ya que al finalizar la EGB, son básicamente tres los caminos que se podía seguir BUP, FP o a trabajar, y poco a poco comenzamos a perder el contacto.

 

 

Mª Carmen Bastos

Antonio J. Oliva